Cómo optimizar tu embudo de ventas

El embudo de ventas es el recorrido completo que debe seguir nuestro cliente ideal, desde que no nos conoce hasta que nos compra o nos contrata. Con él vas a poder diseñar y definir una estrategia de marketing online óptima y adecuada.

Por lo que diseñar un camino del proceso de compra  personalizado a nuestro cliente potencial va a ayudar a que tu empresa consiga cumplir sus objetivos de manera exitosa. 

Beneficios del embudo de ventas para tu negocio

Permite conocer mejor a los clientes 

Al aplicar el embudo de ventas, es posible observar cuáles son las expectativas de tus clientes en cada una de las etapas. Saber los aspectos que interfieren tanto positiva como negativamente es primordial para entender mejor las necesidades de las personas.

Potencia la productividad de tu empresa

Llevar a cabo esta herramienta va a ayudar en productividad de tu empresa en tres aspectos:

  • Ayuda a eliminar gastos innecesarios
  • Se realiza un seguimiento de tu cliente potencial en el proceso de compra
  • Ayuda a la fidelización de clientes

Mejora las relaciones con el equipo de ventas

Es imprescindible que los vendedores, gestores y todas las personas que actúan en el área comercial, tengan noción de la importancia del embudo. A partir de este conocimiento, se puede generar un equipo más integrado y direccionado a la finalización de las ventas.

¿Cuáles son las etapas del embudo de ventas?

Los embudos de ventas pueden cambiar entre negocios, pero normalmente cuentan con cuatro secciones similares.

Conciencia

En esta etapa se encuentra el mayor número de clientes potenciales. Es aquí donde los clientes con un problema concreto empiezan buscan una solución para él.

Para que el cliente descubra que la solución a su problema está en tu producto o servicio, puedes llevar a cabo varias prácticas que lo facilitan: 

  • Marketing de contenidos.
  • Campañas de email.
  • Marketing en medios sociales.
  • Publicidad pagada.
  • Relaciones públicas.
  • Boca-oído (wod of mouth).

Esta es la parte más importante de cualquier embudo de ventas porque es cuando se atrae a nuestro consumidor potencial a través de contenido de valor, para que de ese modo llegue hasta la fase final. 

Interés

En este paso se aumentan las posibilidades de obtener una conversión por parte del consumidor. Eso es porque el cliente se implica con la organización y quiere saber más sobre sus soluciones

Debes demostrar tu experiencia ofreciendo una solución. Compara los beneficios de tu producto o servicio, con otros, mostrando siempre que tu solución es la más óptima de todas. Debemos aportarles toda la información posible para que podamos resolver todas sus dudas en el proceso de compra. 

Decisión

Cuando el cliente potencial es consciente de la existencia de la organización y pudo encontrar respuestas a todas sus preguntas, es cuando se siente listo para decidir.

En esta fase se incluyen las ofertas de venta donde el cliente potencial reflexiona sobre las opciones que presenta la organización. A medida que se estrecha el embudo de ventas, la dificultad aumenta, ya que la toma de decisiones es el momento decisivo. 

Para conseguir que esta decisión sea a nuestro favor, podemos realizar varias acciones: 

  • Muéstrale las opiniones, las críticas y los testimonios de otros compradores
  • Anuncios en Facebook Ads o Google Ad

Acción 

Es el último tramo del embudo de ventas y da lugar al paso final: la acción. Es el momento en el que el captas a tu cliente quién decidió comprar tu producto y supone el cierre de la venta. 

La tasa de conversión para esta fase dependerá del trabajo realizado en las etapas anteriores. Pero para poder llegar a este paso, los previos deben trabajarse en profundidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *